lunes, 4 de julio de 2011

Cloud computing


En pocos años dejamos la pluma y la tinta por las máquinas de escribir, luego pasamos al mundo de los ordenadores y en cuestión de meses hemos llegado a trabajar “en las nubes”. Servicios en nube, informática en nube, trabajar en nube… el cloud computing es un concepto que hace referencia básicamente a la idea de que funciones, aplicaciones y datos estén alojados en una red de Internet (en la nube) en vez de en nuestro ordenador. 



Se trata de un servicio proporcionado por un proveedor externo a través de Internet; en el ordenador no hay nada instalado, sino que se encuentra todo en servidores externos. El término nube se usa de forma metafórica para indicar que el sistema informático es intangible y que se encuentra por encima del equipo informático local.

La ilimitación del espacio virtual, la actualización constante y la ausencia de al necesidad de mantenimiento informático son los puntos fuertes del cloud computing. Por otro lado, esta nueva modalidad informática también tiene sus inconvenientes. En primer lugar, la privacidad y seguridad de los datos; nuestros datos salen del ámbito exclusivo de nuestra empresa y cedemos la responsabilidad sobre la seguridad informática a nuestro proveedor. No podemos excluir la posibilidad de otros usos de nuestra información ni garantizar su completo borrado en el caso de cese de la relación comercial. En segundo lugar, si utllizamos aplicaciones y funciones remotas, debemos tener en cuenta que en caso de problemas de conexión con Internet no podremos acceder a ellas, sin posibilidad de trabajar localmente como podríamos hacer si el software estuviera instalado en nuestro PC.


El cloud computing es solo una opción más entre las que elegir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario