lunes, 29 de abril de 2013

De buen rollo

Los españoles somos gente de buen rollo, no perdemos nuestra alegría de vivir aunque tengamos que aguantar los rollazos de los políticos, los rolletes del rey y los malos rollos de la corrupción. ¿Qué rollo se traen nuestros dirigentes? Unos van a su rollo, otros nos cuentan rollos y otros no se enrollan. ¡Pero seguro que a pesar de todo conseguiremos cambiar de rollo! Con líderes arrolladores que corten el rollo a los cuentarrollos y con gente enrollada que ante los problemas busque oportunidades y desarrolle todo su potencial. ¡Dejémonos de rollos y pasemos a la acción! 

Este pequeño ejercicio lingüístico demuestra la cantidad de significados que puede adoptar una palabra, algo que también se llama polisemia.  Actualmente el diccionario de la Real Academia Española recoge veinte acepciones de rollo, aunque en el lenguaje popular se multiplican las expresiones con este vocablo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario